28 C
Santa Cruz de la Sierra
lunes, noviembre 28, 2022
InicioActualidadTribute Portfolio Hotel, transforma Los Tajibos y lo pone entre los top...

Tribute Portfolio Hotel, transforma Los Tajibos y lo pone entre los top de Sudamérica: una obra con el sello de Samuel Doria hijo

Tiene la mejor suite presidencial de Bolivia y es una de las tops de los hoteles de Sudamérica. En los siete pisos de la nueva torre hay 33 lujosas habitaciones, un gran SPA, una peluquería, un gimnasio, un longue abierto las 24 horas del día, una piscina para adultos y 100 nuevos estacionamientos. Cuenta con entrada directa desde la calle a un lobby independiente y es considerado uno de los edificios más seguros del país, con el rigor que exige la marca mundial Marriot.

Dentro tiene el sello de los artesanos bolivianos, en la madera y en la decoración, como los números de las habitaciones tallados en bronce. En todos los espacios de la torre Tribute Portfolio Hotel se respira confort. Samuel Doria Medina Monje, gerente de Los Tajibos, se muestra orgulloso por la entrega de esta obra que él mismo se ha encargado en persona de edificar.

Es apenas una de las otras más que están previstas en un master plan diseñado con minucioso cuidado y que contemplan un boulevard, salas de cines y centros de convenciones, entre otras edificaciones. El resultado final será consolidar en los siguientes años el ecosistema de Los Tajibos como el “epicentro de la diversión de Bolivia». Así lo narra con entusiasmo y confianza Samuel Doria Medina Monje, en una amplia entrevista de más de dos horas con Asuntos Centrales, en la mesa del lujoso comedor de la suite presidencial.

-La nueva inversión del hotel Los Tajibos en su nueva torre de 7 pisos y 33 habitaciones ha sido ejecutada. Acaban de abrir los servicios y esta entrevista se desarrolla en la flamante suite presidencial. ¿Por qué este lugar es, dentro de su género, uno de los tops de Sudamérica? 

-“Todo el edificio debe ser uno de los más modernos en la hotelería de Sudamérica. La nueva torre se ha construido con los parámetros que Marriott pone a nivel internacional en Nueva York, en Beijing, en Europa, en Bolivia y en Santa Cruz. Hemos cumplido las normas que Marriott tiene en seguridad y en confort. El wifi debe ser el mejor de un hotel en el país”.

-¿Qué hace peculiar a la suite presidencial y los otros espacios de la nueva torre?

-“La suite presidencial y las habitaciones tienen un nuevo sistema de domótica, un sistema inteligente. Hemos usado el sistema lutrón, que se aplica en hoteles de todo el mundo. Esta es la primera edificación de Bolivia que lo usa. Los interruptores son wifi, no necesitan un cable, son inalámbricos. Cada huésped puede elegir cuánta iluminación quiere tener en la habitación, cuánta luz para disfrutar del confort del sitio. La torre tiene 200 MB de velocidad para los clientes. La suite tiene un servicio de conserjería todo el tiempo, las 24 horas. El baño tiene un tamaño bastante amplio y en el diseño del interior de la suite y de las habitaciones queríamos mostrar la calidez de Santa Cruz”.

-¿Cuál es la superficie de la suite presidencial, cuántos espacios tiene y cómo están distribuidos?

-“La suite tiene más de 140 m2, con un living, un área de comedor y bar. Hay un walking closet y un baño de visitas. Lo interesante es que esta habitación tiene tres terrazas con vista a la piscina del hotel Los Tajibos. Uno puede ver hasta el centro de la ciudad y las torres de la Cainco”.

-Hablemos de los detalles, desde las alfombras que son traídas de Irán hasta la piedra del piso que tiene ciertas características.

-“Elegimos desde la piedra del piso, en la cantera en Brasil donde cortaban el mármol, con los tonos que queríamos y se aprobaron por arquitectura. Toda la madera de los muros es Morado, trabajada por artesanos cruceños. Los muebles han sido trabajados en San Ignacio de Velasco por artesanos locales. Tenemos diferentes tipos de maderas en los muebles. El arquitecto eligió diversas tonalidades para dar la calidez que él quería que tenga la habitación”.

-Hay un detalle que es el trabajo artesanal de las paredes

-“Aquí tenemos un proveedor muy interesante que es La Gansa Desnuda y Andrés Reynolds, que fue quien nos ayudó muchísimo en la decoración. Él trabajó mucho con el arquitecto del proyecto de decoración de interiores, el argentino Lucas Gashu, y encontró un empapelado blanco que venía desde Inglaterra, que debió ser cortado y pegado para que entre un equipo de jóvenes cruceños para pintarlo de verde con un soplete y aplicar unas esponjas con pintura dorada para dar los tonos dorados perfectos. Fue un trabajo muy artesanal que Andrés Reynolds supervisó y logró hacer en ocho días”.

-Los muebles, la cama, el propio living también tienen sus propias características

-“Todos los muebles de las habitaciones del hotel cuentan con las características de normas Marriot, disponiendo de telas contra incendios. Las trajimos del exterior, pero los muebles han sido armados por artesanos bolivianos en Santa Cruz. También tenemos algunos muebles de Agimex”.

-En la propia suite presidencial hay otros detalles como los recipientes para los desechos, que tienen toques artísticos o el banco que se usa para el baño…

-“Los basureros son interesantes, están en todas las habitaciones y se han trabajado en la Chiquitanía, en San Ignacio de Velasco. El arquitecto quería que la madera sea curva para que la basura no suene al caer. Cada habitación es única. De las cinco que hay por piso, cada una es diferente, ninguna es similar a la otra. Han sido pensadas para darle una armonía y calidez al huésped. Van a tener un lounge en el piso cuatro con un servicio de alimentos y bebidas de 24 horas y servicio de conserjería. Hay un lobby independiente en el ingreso.

La parte más novedosa y linda de este proyecto es el SPA, construido con normas internacionales. Tiene un área húmeda muy interesante con una piscina interior que parece caverna, con muchas cascadas, con los saunas. Tenemos vestidores que son muy cálidos, los tratamientos de masajes, de depilación y una peluquería que es muy atractiva por la decoración que tiene, abierta para todo el público de Santa Cruz. Además contamos con una piscina exterior que es solo para mayores de 18 años”.

DETALLA

-¿Cómo son las habitaciones de esta nueva torre Tribute Portfolio Hotel, que mantiene la esencia de Los Tajibos?

-“Todo el hotel ya pasó desde el 1 de junio a ser parte de la línea de hoteles independientes del Marriott. Cuenta con habitaciones muy amplias. Por ejemplo, la doble, con dos camas Queen de 1.60 metros. Las King son camas de 2×2 metros. Las habitaciones cuestan 160 dólares por noche y la Suite Presidencial 450 dólares por noche”.

-Hay un detalle que es la presencia del arte de Darwin Ibáñez, un artista cruceño, que ha tallado los números de cada habitación.

-“Hace tres años renovamos los atriles del hotel Los Tajibos y a María Esther Díaz, que está a cargo de la Galería de Arte, le comenté que quería que el logo del hotel sea artesanal. María Esther contrató a Darwin para que lo hagaen bronce.  Logramos que Darwin haga cada número, con unas composiciones químicas para que el bronce agarre el color que el arquitecto quería y con unas placas con el lenguaje braille que Marriot nos exige tener por ser un hotel inclusivo. El letrero del SPA también es igual. Todos los letreros del Hotel Los Tajibos tienen el idioma braille”.

-¿Qué es el roof top bar que tendrán pronto en el piso 9?

-“El próximo año vamos a inaugurar un bar en el último piso del edificio, sin techo y con una vista de 360° de la ciudad. El hotel tiene un lugar ventajoso, con una vista maravillosa. Puedes ver el centro, el norte, el Urubó. Hemos aumentado 100 parqueos que son subterráneos porque el hotel está tres metros por encima de la avenida San Martín”.

-Hablando del arquitecto, contrataron al argentino Lucas Gashu, que ha diseñado el interior del edificio.

-“El decorador de interiores tiene que ser un arquitecto aprobado por Marriott. Entrevistamos a varios arquitectos en el continente para ver quién podía acompañarnos y con Lucas hicimos un clic desde la primera reunión que tuvimos con él y Patricia, que es la gerente del hotel. En el equipo de Conversa tenemos al arquitecto de proyectos Gustavo Dellien, que trabajó muy de cerca con Lucas. Gustavo es responsable de muchos de los materiales que se han elegido en las habitaciones por el conocimiento que tiene del mercado boliviano y él viajó a Buenos Aires a reunirse con Lucas para lograr acuerdos y la aprobación de mi padre”.

chico

-Algo impactante son los detalles de la seguridad en el hotel, donde se aplica la norma del Marriot, que dio su aval un día antes de la apertura de la nueva torre.

-“Para Marriott lo más importante es la seguridad de los clientes y eso no es negociable. Desde el momento en que iniciamos la conversión a Marriott, en el año 2020, en el equipo del hotel tenemos al director de ingeniería que es Enzo Negron, que tomó parte de la seguridad. Esta debe ser la torre más moderna y segura del país. Todos los baños del hotel tienen aire acondicionado para poder ser contemplados como sectores interiores. Todos los equipos tienen unos sensores que mandan unas señales a una computadora, a un servidor, que es el que avisa que hay un incendio”.

-La infraestructura es muy moderna y el tema de recursos humanos también es fundamental. ¿Cómo han trabajado en la capacitación, en la reorganización de sus capacidades humanas?

-“El área de recursos humanos incorporó hace más de 60 días a gran parte del nuevo equipo, que son casi 30 personas que han entrado para sumarse a las 230 personas que tenemos para empezar a ser capacitadas. Dentro de la rotación las personas más tradicionales que tenemos pasan a atender a la nueva torre”.

-La inversión en esta nueva torre son más de Bs. 90 millones e impacta mucho la velocidad de su construcción. ¿Cómo se instala esta cultura de la velocidad en el grupo de ustedes?

-“En el primer proyecto que tuve, mi padre me dio una sugerencia. Me dijo que la construcción es complicada, pero hay una regla básica: si a un carpintero lo contratas para hacer 10 sillas y tiene que entregarte en 10 días, si en el noveno día lo llamas para preguntar cómo van tus sillas, no va haber ninguna hecha, pero si te aseguras de que cada día haya una silla terminada, en los 10 días van a estar terminadas todas. En eso yo me baso en la construcción y estoy personalmente con el equipo de colaboradores. Puedes tener el mejor equipo de construcción, pero si no hay una supervisión en base a detalles es complicado. Hay diferentes ojos del equipo operativo del hotel que acompañan la supervisión a los técnicos, a los ingenieros”.

-¿Quiénes han participado en la ejecución de este proyecto, es decir las empresas?

-“El proyecto empieza en marzo del 2018 y hemos tenido un gran equipo de profesionales como  el arquitecto Gustavo Dellien, pero lo acompañan varias empresas como Mediterráneo, Instacom, que se encargó de la seguridad y el tema sanitario. Está Consultcad, en la termomecánica, la empresa Selec, en el tema eléctrico, Tecsupply, que se ha encargado de la obra fina, Agimex, que es parte de los muebles.

Hemos buscado gente con talento en Santa Cruz, tratando de que la gran parte sean artesanos y profesionales cruceños que puedan trabajar”.

WhatsApp Image 2022 10 04 at 9.32.08 AM
En el comedor de la nueva suite presidencial del hotel Los Tajibos, la mejor del país

-¿Qué aprendiste en esta nueva obra del hotel Los Tajibos?

-“Primero, que el equipo hace todo. Han sido muchos aprendizajes dentro de esta obra. Todo ha sido aprobado por Marriott a nivel internacional. Hemos aprendido a trabajar de una forma diferente, mucho más ejecutiva, diría yo, y profesional. Con eso hemos logrado en un año y cinco meses terminar estas dos torres”.

-Hablando de lo que ha significado la incursión de la familia Doria Medina en la hotelería, la compra de Los Tajibos ocurre en el año 2016, aproximadamente.

-“En septiembre u octubre del año 2015 mi padre llegó a La Paz. Estábamos en una reunión con Armando Gumucio, que es el gerente general del grupo, y mi padre me dijo que hizo una oferta por el hotel Los Tajibos de 40 millones de dólares. Tardamos un año en la negociación y el 12 de octubre del año 2016 terminamos pagando 39,6 millones de dólares, la cifra que básicamente él había calculado al principio. Tiene una habilidad en su cabeza de, con ciertas cifras, poder hacer la matemática muy rápida”.

-Es decir, el interés en invertir en Los Tajibos comenzó en el año 2015…

-“A mi padre el hotel Los Tajibos le interesó mucho antes, como un punto crítico del turismo en Bolivia. Decía que el hotel Los Tajibos era el turismo del país. Por el año 2015 él se enteró que habían unos extranjeros que querían comprarse el hotel. Entonces se reunió en su momento con el gerente y logró empezar una negociación para la adquisición del hotel y el 12 de octubre de 2016 terminamos adquiriendo Los Tajibos”.

-El proceso inicial de incursión de ustedes en Los Tajibos ha traído de por sí también aprendizaje. ¿Cómo se manejó la introducción de una nueva cultura empresarial en el hotel?

-“Teníamos un hotel en La Paz. Salimos del cemento de Soboce y ¿qué sabíamos hacer después del cemento? Hotelería. Entonces fue así que mi padre se animó por Los Tajibos. Yo estaba a cargo del hotel en La Paz, me acerqué y le dije que quería irme a Los Tajibos y ser parte del equipo.  Hablé con Armando Gumucio y él me dijo que empecemos y se armó con cinco personas.

Ya estábamos trabajando con Miguel Jacobs en La Paz. Él es un consultor muy reconocido en Sudamérica en hoteles. Trabajamos hasta diciembre del 2016. Fue la etapa de tomar el control del hotel, con una cultura empresarial completamente diferente. No llegamos a cambiar, llegamos a ser parte del equipo, nos acomodamos con el equipo de Los Tajibos, identificamos rápidamente personas que eran muy buenas, que no habían sido muy bien aprovechadas, y empezamos a capacitarlos, a trabajarlos para que sean parte del equipo ejecutivo del hotel. En ese momento estaban Patricia Barroso, la subgerente general del hotel, Anthony Vargas, Marcia, en ventas, Frida en el centro de convenciones,  el chef del centro de convenciones. Hemos tenido varias personas que han ido creciendo mucho dentro del hotel. Al venir el Marriott, teníamos que hacer cambios importantes en el hotel. Se movió el lobby donde está ahora. En 86 días remodelamos todo el hotel”.

-La gestión está bajo tu liderazgo. ¿Y la gobernanza cómo funciona?

-“Frida Roca es la cabeza del Centro de Convenciones, es la directora de eventos del hotel. Está Valentina Murialdo, que es la directora de alimentos y bebidas, Gonzalo Cadenas, que es el director y administrador de las finanzas, Enzo Negron, que es el director de ingeniería, Andrea Ayaviri, que es la directora de marketing y ventas, y Patricia Barroso, que es la subgerente general. Yo estoy como gerente general.

Gonzalo y Enzo trabajan con nosotros desde hace más de 10 años  en Conversa. Valentina Murialdo trabajaba con nosotros en el hotel Andino en La Paz muchos años y estuvo en Burger King. Fue la gerente del hotel Camino Real y de ahí fue parte de Los Tajibos”.

-Hay un directorio con personas externas. ¿Cómo funciona?

-“Tenemos como parte del directorio a Martín Rapp, a Jorge Bellido, Rodrigo Bedoya y parte del equipo de Conversa. Armando Gumucio, como presidente, y Gonzalo Belaúnde son parte del directorio. Tenemos el 89 % de las acciones del hotel”.

-Ustedes han decidido darles algunas condiciones a sus trabajadores como reacondicionar el SPA antiguo para ellos…

-“Lo hicimos desde que llegamos. Cambiamos los vestidores para que el personal esté más cómodo y en enero vamos a renovar toda la parte del SPA antiguo para que se vuelva el área de vestidores. El gimnasio antiguo del hotel igual será para el personal”.

-Como gerente tienes la experiencia de haber estado seis años al mando y has encontrado una pandemia en el medio. ¿Qué puedes recomendar de lo que has atravesado, con momentos buenos y malos para la industria?

-“La peor crisis del hotel resultó entre 2020 y 2021. Fue muy duro pero teníamos un gran equipo. Desde que empezó la pandemia, los 250 trabajadores del hotel se pusieron la camiseta. Nos dividimos por turnos para venir a dormir y estar. En el servicio teníamos solo tres huéspedes extranjeros desde que cerró el país hasta que se abrió. Tuvimos que atenderlos y tomamos decisiones rápidamente. Una de las primeras fue no bajar tarifas, apoyados por el directorio. Estábamos convencidos de que si bajábamos tarifas iba a ser muy difícil volver a subirlas. De ser el número uno en ocupación de la ciudad  por siempre, pasamos al sexto lugar. Fueron un 2020 y 2021 muy duros y por suerte pudimos mantener el servicio que dábamos en el hotel. En marzo de este año retomamos la punta y no hemos vuelto a bajar del primer lugar, por encima de los demás. Gracias a esta decisión mantuvimos al personal que teníamos trabajando en el hotel. Al bajar la tarifa vendes más, pero destrozas el hotel”.

-¿Dentro de los planes de Los Tajibos está previsto en el 2024 volver a los niveles importantes de ingresos económicos del 2019?

-“Con el directorio trabajamos duramente el año 2020 para negociar la deuda con el banco, para obtener planificación y nos pusimos una fecha. Dijimos que en septiembre del 2023 vamos a empezar a vender como en el 2019 y, en el 2024, vamos a vender como en la prepandemia. Hemos tenido una gran mejora de las ventas en los últimos meses, un poco por encima de lo que teníamos presupuestado. Estamos contentos y tenemos un último trimestre del año que se pinta muy bueno”.

-Hay quienes dicen que se les acabó el tiempo a los hoteles con las nuevas tendencias, pero, ¿cuál es tu visión al respecto, particularmente del negocio en Santa Cruz?

-“Yo no me preocupo por Airbnb, no es competencia de Los Tajibos, del Camino Real, del Marriott, del hotel Cortez, no es nuestra competencia. Sí es para los hoteles 3 y 4 estrellas, y desleal porque los hoteles pagan impuestos y cumplen ciertas normas, mientras que un Airbnb no paga nada. A los de 4 y los de 3 estrellas los está matando claramente, pero para los de 5 estrellas no es competencia”.

-¿Confías en que en Bolivia la hotelería algún día pueda encontrar en la industria del turismo un aliado fundamental?

-“Tenemos un departamento con mucho potencial turístico. Uno dentro de Santa Cruz puede tener toda la experiencia boliviana del turismo. Están Samaipata, con un poco de altura, la Chiquitanía, con las misiones jesuíticas únicas en el mundo, Buenavista y cientos de lugares turísticos. Esta es una ciudad segura, con un potencial de crecimiento muy grande, con mucha gastronomía, muchos restaurantes.

Tenemos que empezar a promocionar Santa Cruz. El Estado promociona La Paz, Uyuni, el Lago Titicaca, pero nunca Santa Cruz”.

-El hotel Los Tajibos va a cumplir 48 años como marca y siempre se lo tomó como un ícono de Santa Cruz. ¿Cómo han manejado el tema de su arraigo con lo cruceño y su identidad?

-Cuando entramos en el año 2016 a Los Tajibos tomamos una decisión importante que es respetar la tradición de Los Tajibos, no cambiarla. Eso hubiera sido un gran error. Hemos respetado siempre la identidad del hotel y es por eso que cuando remodelamos el lobby, por ejemplo, había una gran tradición en Santa Cruz, que era una cascada saliendo del parqueo en los cuales las promociones se sacaban su foto. No demolimos la cascada en su momento. Inauguramos el nuevo lobby y por suerte la nueva tradición se volvieron las gradas del lugar. Mantuvimos la cascada y cuando abrimos el lobby se olvidaron todos de la cascada y la tradición de los bachilleres ahora es tener una foto en las gradas. Las novias también se sacaban fotos ahí, pero ahora son en el lobby. El sábado pasado había 42 novias.

Por otro lado, tenemos el mural de Lorgio Vaca, con una gran visión del futuro de Santa Cruz. Llegó la pandemia y teníamos el proyecto de las dos torres del hotel. A pedido de mi padre me reuní personalmente con Piraí Vaca, hijo de Lorgio, le mostramos todo el proyecto del hotel Los Tajibos y le pedimos que hable con su padre para mover el mural. Lorgio entendió el proyecto rápidamente y nos dio un par de contactos de personas que podían retirarlo. Lo tenemos guardado bajo aire acondicionado en unas cajas de madera, con todo muy bien preparado para reponerlo. Estamos trabajando para dar este mural a la ciudad y que todo el pueblo cruceño pueda verlo”.

WhatsApp Image 2022 10 04 at 9.32.46 AM

-La combinación de cemento y naturaleza también es parte de la identidad y fisonomía de Los Tajibos…

-“El año 2018, antes de la pandemia, mi padre contactó a unos arquitectos especialistas en desarrollos de gran valor a nivel mundial. Es la firma DPZ en Miami, que ha diseñado el Miami Design District, la ciudad Palm Beach. Hay una torre privada, cerca de la torre Eiffel de Paris, diseñada por ellos. Vinieron a Santa Cruz, vieron el espacio del hotel y nos dijeron que nos esperaban en 60 días en Miami con su equipo para trabajar. Nos juntamos de lunes a sábado, de 8 de la mañana a 6 de la tarde, en un galpón que tienen ellos en Miami. Son arquitectos de gran renombre que dibujaron a mano con unos crayones y nos iban mostrando las opciones. Se terminó de esa forma.

Ellos tenían el pensamiento que la avenida San Martín se está volviendo Dubai, con Manzana 40, las Green Tower. Todo era muy moderno, de cristal. En ese momento Los Tajibos tenía 45 años y dijeron que la arquitectura del hotel es la arquitectura mediterránea tropical. Fueron claros de no tener torres altas. Entonces mantuvimos la armonía que se tenía en el hotel y es importante resaltar que no lo hemos cambiado. En esta nueva torre antes habían cuatro habitaciones. Hemos aprovechado el espacio y construído estas habitaciones con lo que le gusta al huésped del hotel Los Tajibos, que es estar con la vista en la piscina. Antes teníamos 40 habitaciones alrededor de la piscina que eran las más caras y solicitadas. Se ha hecho esto para darle al huésped del hotel el beneficio de estar frente a la piscina como a ellos les gustaba”.

-¿Cuánto tiempo trabajaron en EEUU en este diseño?

-“Fueron siete días y ellos nos entregaron todo 90 días después. Gustavo Dellien lo fue puliendo con el equipo de Estados Unidos para lograr la armonía que se quería en las dos torres (una de ellas es para vivienda). En la torre de la avenida San Martín habrá dos relojes con números romanos, con manecillas no digitales, uno con vista a la piscina y uno con vista a la San Martín”.

-Está en tus manos el futuro de Los Tajibos como marca, es todo un ecosistema. ¿Qué se viene en el futuro? Están cerca de cumplir los 50 años, me imagino que son muchos millones de inversión…

-“Tenemos 42.000 m2 en el hotel Los Tajibos. Todo lo que está en el hotel, donde llega el centro de convenciones, ya no tiene más cambios. Las obras vendrán en el área del parqueo, donde tenemos casi 24.000 m2 disponibles para crear un ecosistema, que es la segunda etapa del master plan. Vamos a avanzar y tener algo novedoso para Santa Cruz, para que se convierta en el epicentro de diversión de Bolivia”.

-Entonces, a continuación vienen obras de parqueos y otros emprendimientos…

-“Vienen parqueos, un boulevard de diferentes características, un centro de convenciones más amplio, cine, oficinas, un hotel tres estrellas, un gran proyecto que ya está diseñado desde el 2018 y  listo para ejecutar”.

-Lo que se ve es que no han improvisado nada y han planificado el futuro, ¿de cuántos años estamos hablando?

-“La construcción se haría en unos 24 meses. La gran ventaja es que ahí no hay huéspedes ni restricciones de horarios. Se trabajará más rápido, respetando a los vecinos y la planificación”.

-El líder de todo esto es Samuel Doria Medina Monje, a sus 36 años de edad. ¿Cuál es tu formación profesional y empresarial?

-“Estudié en Estados Unidos, en Indiana University, la carrera de Economía. Terminé la universidad en cuatro años. Tenía planes de vacaciones, antes de empezar a trabajar, pero me llama mi padre y me dice: he decidido construir un hotel en La Paz, quisiera que te vengas de Project Manager un año y de ahí te vayas a hacer tu maestría. Interesante, dije, voy a ganar bien, un año y me voy. Perfecto, ¿cuánto voy a ganar?, pregunto. Y me dice que unos 300 o 400 dólares para empezar. Me vine y nunca más me pude ir a hacer una maestría. Empecé a trabajar con él, con su equipo de colaboradores que tenía desde el 2009 y no he parado de trabajar hasta ahora. No me veo parando muchos años más”.

TEXTO Y FOTOS: ASUNTOS CENTRALES.

MAS NOTICIAS

NOTICIAS RECIENTES