19.7 C
Santa Cruz de la Sierra
19.7 C
Santa Cruz de la Sierra
miércoles, septiembre 22, 2021
InicioActualidadElección de subalcaldes y concejales uninominales: la revolución autonómica que prepara Jhonny...

Elección de subalcaldes y concejales uninominales: la revolución autonómica que prepara Jhonny Fernández

El burgomaestre Jhonny Fernández y su secretario de Fortalecimiento Institucional y Autonomía, José Luis Santistevan, se han tomado en serio la frase “no estamos de paso” y, para ello, trabajan en proyectos que apunta a transformaciones profundas en la política municipal cruceña. Consideran que es el momento del desarrollo humano por encima del cemento. De ahí que en su Plan Operativo Anual (POA) 2022, con un presupuesto de Bs 3.074.000.000, la mayor cantidad de recursos económicos son destinados para salud, educación y obras públicas.

En ese marco, Santistevan destaca que el alcalde Fernández quiere también dar un giro a la política cruceña y refundar el proceso autonómico a través de la aprobación de una carta orgánica (constitución política municipal) revolucionará y que profundice la democracia en Santa Cruz y el resto del país.

El secretario de Fortalecimiento Institucional y Autonomía anticipa a URBE.BO y Bolivia Noticias Urbe algunos contenidos que ya trabajan en el proyecto base de carta orgánica que deberá ser discutido y aprobado por el Concejo, posteriormente socializado en los distritos municipales.

¿Cuéntenos en que consiste su idea de revolución autonómica a través de la carta orgánica?

Bolivia tiene momentos históricos en la administración pública. Entre 1930 y 1931 hubo el referéndum por descentralización, pero que nunca llegó a establecerse. Después vino autonomía universitaria que se implementó después de 1938. Otro hito histórico se dio recuperación de la democracia, en 1984 se puso en marcha la autonomía municipal, que no era otra cosa que la aplicación de la Constitución Política del Estado.

Hay que dejar claro que el centralismo nunca admitirá la descentralización, porque privilegia los apetitos políticos: perpetuidad del poder, el manejo absoluto del poder, lo cual genere un Estado desinstitucionalizado e inviable, ya que cuando se concentra el poder en una sola persona o en un partido la administración pública se vuelve ineficiente y corrupta. El poder corrompe.

Miré usted (le dice al periodista de URBE.BO), la autonomía municipal fue la que nos llevó a la profundización de la democracia, ya que se crearon 24 gobiernos municipales. Un segundo momento histórico es el de la Participación Popular y la retoma de la lucha por la autonomía. Ambas están casadas, ya que hasta ahora muchas normas de la Participación Popular están vigentes, por ejemplo, la distribución de recursos y, por eso, no hay pacto fiscal. La distribución de los recursos sigue siendo 20% municipios, 5% universidades y 75% nivel central.

Este proceso descentralizado trajo algo de modernidad pública

Por supuesto que la autonomía trajo una modernidad en la administración pública y se inscribió como modelo de Estado en la Constitución Política de Estado, que se aprobó en la Asamblea Constituyente y se ratificó con voto popular. Está en el artículo 1, el modelo descentralizado y autónomo, como una técnica de administración pública, no es un paso federal.

Ahora vivimos un momento histórico para la autonomía, ya que después de más 11 años de vigencia de la CPE hay un hartazgo de la democracia, 16 años de un gobierno continúo, lo mismo en los gobiernos departamentales, hubo una explosión, una crisis política. Eso sí, no se debe entender que la crisis solo ha sido a nivel central, con el MAS y Evo Morales, sino también se tocó fondo en Santa Cruz con Percy Fernández, Angélica Sosa y Rubén Costas. Tampoco se debe confundir que la crisis política es de 2019 por el 21F, la crisis política ha hecho agua por la perpetuidad de algunos en el poder en las gobernaciones y alcaldías. En la conducta golpista del MAS y Evo Morales, con la Ley Marco de Autonomías, también son protagonistas Percy, Angélica y Rubén. Han estado 16 años al mando de la ciudad y mire el estado que en la dejaron.

¿Pero cómo pretende desmontar esta estructura centralista?

El desafío es cómo hacemos que los estatutos y las cartas orgánicas tengan un valor político. Hay dos elementos casados, la descentralización del Estado ha hecho posible el estatuto, que en Santa Cruz está vigente, pero no le ha dado un centavo ni una competencia más. Igual, el centralismo no le dará un centavo más ni una competencia más a los gobiernos municipales, pero estamos trabajado para revolucionar autonomía.

Santa Cruz de la Sierra es la ciudad más grande, con más población, con más recursos económicos y atractivos, ¿cómo hacer una verdadera ciudad autónoma?

La única forma de refundar el proceso autonómico municipal, departamental y nacional es retomando la libre autodeterminación de Santa Cruz ciudad en los distritos municipales. Un distrito, como el del Plan Tres Mil es más grande que tres departamentos, porque tiene más de 380.000 habitantes. Estamos ante una población que, si no se plantea un cambio revolucionario en la gestión pública cruceña, vinculada a la refundación de la autonomía, no tendrá ningún valor e importancia la carta orgánica.

Esta carta es la constitución política municipal, que solo debe estar agarrada a la CPE, y nos llevará a refundar la ciudad autónoma y recuperar el proceso de la autonomía. ¿Por qué?, porque en lugar de seguir peleando con el sistema de Gobierno nacional –eso hay que hacerlo vía pacto fiscal, censo-  se deben impulsar leyes descentralizadoras. La visión que tiene el alcalde Jhonny es refundar la ciudad autónoma. ¿Cómo lo vamos a hacer? Irradiando el poder a la gente, porque el centralismo ha sido reticente a la autonomía.

Primero, la estructura de la carta orgánica planteará rediseñar la función pública. Ya no se puede seguir teniendo presupuestos arcaicos que apuesten solo al pavimento, hay que priorizar el desarrollo humano y económico. Debe estar escrito que la primera función municipal son la educación, la salud y el empleo, ahí tiene que ir la mayor cantidad de recursos que maneja la alcaldía por ingresos de recursos propios, coparticipación tributaria, Impuesto Directo de Hidrocarburos, etc.

Segundo, comprende el rediseño territorial y político. ¿Cómo le va a dar poder a la gente en los distritos? Eligiendo subalcaldes. En los distritos tienen que manejar competencias y atribuciones menores: arreglo de calles, espacios públicos, medioambiente, residuos sólidos y alumbrado público, entre otros. Los servicios estarán bajo responsabilidad de autoridades directas.

Y la alcaldía llevará servicios a las subalcaldías, como aprobación de planos de catastros, pagos de impuestos y otros. Esa tiene que ser la nueva administración eficiente y transparente, en las que ellos mismos son el control social, ya no es Concejo ni el Ejecutivo. Ya no necesitarán venir a la plaza a realizar trámites. Con el actual sistema de elección de los concejales, la gente no tiene como exigir a sus representantes. Ahora de los 11 concejales, muchos son ajenos a los distritos populosos o populares, por eso no se sienten representados.

¿Se planteará la elección de concejales por distritos?

Como se le permite al ciudadano exigir a sus representantes nacionales, diputados uninominales, hay que dar la oportunidad a los vecinos que elijan concejales uninominales, que tengan mínimo dos años de residencia en distritos a los que quieran representar. Esa es la representación política-legislativa que busca la carta orgánica. La representación del Ejecutivo la tendrá siempre el alcalde. El modelo debe estar ajustado a atribuciones que permitan a las subalcaldías ser autónomas y manejen su dinero. La plata que es por habitante, así como uno es bravucón para exigirle al centralismo también se debe descentralizar. Es decir, si en un distrito hay 200.000 vecinos, ese número se toma en cuenta para la coparticipación tributaria y el censo.

Si no hay un nuevo diseño político en la ciudad de Santa Cruz, la autonomía seguirá en manos del centralismo.  El Gobierno seguirá dictando leyes centralistas, si bajamos la autonomía, el empoderamiento, el sentido de pertenencia del proceso, estará en los distritos municipales y no solamente en los órganos corporativos como el Comité Cívico, La Federación de Fraternidades, que tienen su rol. Si le damos autonomía a los distritos y el gobierno dicta una ley para cercenar sus recursos, esos vecinos van a explosionar. De esta manera se creará el sentido solidario de la autonomía. Que se recupere la pertenencia del proceso autonómico eligiendo subalcaldes, concejales uninominales y administrará su plata para sus competencias menores es la revolución en democracia que prepara Jhonny Fernández.

PEPE 2 1

¿Pero los políticos tradicionales creen que la distribución del poder es peligrosa?

Los procesos democráticos son de categoría universal, no solo es para entes políticos y corporativos. El hacer hospitales, escuelas y distribuir bonos no tiene color político. Controlar la plata, el poder y las pegas son esquirlas del sistema viejo, ese sistema republicano que acostumbró a que voten, pero no elijan, que no griten para pelear sus leyes, para defender y fiscalizar sus recursos.

Las ciudades de avanzadas son descentralizadas, EEUU tiene más de 50 estados, más uno que no se consolida, Puerto Rico, y no se ha desmembrado y tiene alcaldes, gobernadores. Y cuando hay competencias de nivel central nadie se molesta, hay un gobierno, presidente, y secretarios con competencias definidas. La Suprema Corte define cuando existen superposición de atribuciones, aquí lo define la justicia.

Por eso la justicia es una categoría universal, no es para algunos, es para todos. Ningún estado, ya sea federal, autónomo o centralista, pudo vivir sin el corazón que es la justicia.

Cuando se planteó la elección de prefectos o gobernadores, por voto popular, un proceso cuasi federal, los políticos tradicionales se encargaron de intentar desvirtuarlo. No fue Evo Morales el primero, Gonzalo Sánchez de Lozada en 2001 dijo me queman vivo si permito que un prefecto sea electo. No lo encontraron para quemarlo, pero el proceso se hizo. Evo fue el segundo que se opuso. Ahora se votan por 5.200 autoridades y no se ha desmembrado el país. Hay que aprender a convivir con los opuestos, la gente elige.

¿Cuál el cronograma de la carta orgánica?

Para fines de septiembre acabar el proyecto. Trabajamos el proyecto base por tiempo y materia por instrucción del alcalde, que está convencido de que recuperar el proceso autonómico es dar poder a la gente. Él proviene de los grandes grupos populares. Santa Cruz no puede quedarse rezagado en la tecnología, la innovación y en producir el 70% de los alimentos para el país, necesita un cambio político que sea un buen ejemplo de autonomía. Ha sido pionero de la Participación Popular, en la autonomía municipal y departamental, debe seguir impulsando transformación democrática. El documento será presentado al Concejo para su debate y aprobación, luego este tendrá que socializarlo en los distritos y de ahí va a consulta al Tribunal Constitucional. Si no hay observaciones, irá a consulta popular. Esperamos que este proceso se desarrolle máximo en dos años para que se aplique en las elecciones municipales de 2026.

MAS NOTICIAS
publicidad cre consumo responsable 1

NOTICIAS RECIENTES