sábado, septiembre 18, 2021
Urbe-Relanzamiento-BANNER-TOP_NUEVO_
InicioActualidadEn sus memorias, Morales dice que decidió renunciar el 9 de noviembre;...

En sus memorias, Morales dice que decidió renunciar el 9 de noviembre; el 10, el pedido de la COB confirmó su decisión

El libro de memorias de Evo Morales, publicado en agosto de 2020, asegura que la decisión final de abandonar la presidencia en 2019 se dio tras el pedido de la COB de que renunciara. No menciona como razón de su renuncia la sugerencia realizada por las FFAA en ese sentido. Este dato tiene importancia porque de esa manera se descarta la versión de “golpe de Estado” que maneja ahora el oficialismo.

El expresidente tomó la decisión de renunciar tras el pedido de Juan Carlos Huarachi, secretario ejecutivo de la COB, en se sentido. También dice que ya había considerado renunciar la noche antes, es decir la del sábado 9 de noviembre (ver adjuntas las páginas respectivas del libro “Volveremos y seremos millones”, publicado en Argentina por la editorial Planeta en Argentina).

Alrededor de las 12 del mediodía del domingo 10 de noviembre de 2019 Huarachi pidió la renuncia de Morales. La sugerencia de las FFAA, leída por el general Williams Kaliman, recién se realizó a las 15:50. La renuncia de Morales se pronunció a las 16:50. En su largo discurso no mencionó la frase “golpe de Estado” ni la sugerencia de las FFAA. Menos hizo referencia a la entonces senadora Jeanine Añez, hoy acusada de haber organizado el supuesto golpe

Urbe-Relanzamiento-BANNER-ROBAPAGINA-300_250_

“(Después del pedido de Huarachi) llamé, lo llamé después, el secretario ejecutivo de la COB, y no contestó. Llamé a otro compañero, pero no se quiso comunicar”, dice el libro.

CHCO

Luego agrega: “El domingo después de las reuniones, debates (que había tenido con ministros y dirigentes NdR), yo tenía otra reunión en la zona del Trópico de Cochabamba. Pero con Álvaro hablamos así. Para evitar tanta agresión, tanta humillación. Para que no sigan quemando las casas, como la de mi hermana, las de los familiares. Decidimos: –Vamos a renunciar para evitar tantos hechos de sangre”.

O sea que, siguiendo el hilo del relato, Morales señala que, después del pedido de la COB, tomó con Álvaro la decisión de renunciar. Eso, como se ha señalado, fue unas tres horas y media antes de la lectura del documento por parte del general Kaliman.

Luego partieron rumbo a Chimoré donde anunciaron su renuncia y cuando llegaron a esa localidad, dijo, se enteró de la declaración del general Kaliman. Pero la decisión de abandonar el poder, como decimos, ya había sido tomada antes.

En la página 48 del libro afirma que él no estaba dispuesto a que se genere una masacre. “Yo evalué profundamente esto y no puedo ser responsable de una masacre. Informé a mis ministros, a mis compañeros, para evitar esa masacre, mejor renunciar, no por cobarde, sino por cuidar la vida. Repito: ni un muerto a bala durante el conflicto. Siempre hemos recomendado a la Policía cuidar las vidas, no disparar”, explica.

“Entonces dormí con la conciencia tranquila, la decisión de renunciar era un buen cálculo para evitar una masacre. Renuncié el domingo”. Por lo tanto, la noche del sábado ya estaba en la mente de Morales la posibilidad de renunciar, que termina de concretarse cuando el domingo la COB le pide que abandone el cargo.

La versión de Morales en el libro confirma las declaraciones de Ricardo Paz y José Antonio Quiroga, entonces responsables de la campaña de Comunidad Ciudadana, en sentido de que mantuvieron después del mediodía del domingo 10 con dos enviados del MAS: los hasta entonces ministro Manuel Canelas y presidenta del Senado, Adriana Salvatierra.

La reunión se realizó en las oficinas de Quiroga y en ella, un par de horas antes de la declaración de las FFAA, Canelas y Salvatierra anunciaron que Morales había tomado la decisión de renunciar. La versión está contenida en un texto de Raúl Peñaranda publicado en el libro “La Revolución de Las Pititas”, editado por Página Siete.

Ahora la dirigencia masista ha cambiado de relato y señala que Morales fue forzado a renunciar mediante un “golpe de Estado”. Para poder enjuiciar a la expresidenta Añez por “terrorismo y sedición” se la acusa ahora también a ella de haber iniciado el golpe de Estado cuando era todavía senadora (el 10 de noviembre).

Tras la renuncia de Morales y el vicepresidente García Linera, también renunciaron los dos presidentes y primeros vicepresidentes de las cámaras alta y baja (todos integrantes del MAS). Por sucesión constitucional, y ante un vacío de poder de 48 horas, la segunda vicepresidenta del Senado, Jeanine Añez, ocupó la presidencia de Bolivia. La mayoría del MAS en el Legislativo sancionó como legal su designación mediante la ley que anuló las elecciones y, posteriormente, al aprobar la extensión de mandato de Añez.

FUENTE: Raúl Peñaranda U, Brújula Digital

NOTICIAS RELACIONADAS
diseño interactivo LETRAO

NOTICIAS RECIENTES