29 C
Santa Cruz de la Sierra
sábado, agosto 13, 2022
InicioTecnologíaInteligencia artificial: el futuro de las Pymes

Inteligencia artificial: el futuro de las Pymes

De acuerdo a un estudio sobre el “Futuro del Trabajo”[1] publicado por Dell Technologies junto a Institute for the Future; la inteligencia artificial (IA) colaborativa, en la que las personas y la IA se asocian, cambiará la forma de trabajar en 2030. Por  otro lado; según la consultora premium IDC, la inversión mundial en Inteligencia Artificial crecerá este 2022 cerca de 20%, alcanzando los 432.800 millones de dólares.

Este escenario abre grandes oportunidades para las organizaciones de Latinoamérica, sobre todo para la Pequeña y mediana empresa (Pyme), sector con mucha presencia en Bolivia, que se enfrenta a retos como optimizar sus procesos y mejorar la experiencia al cliente a partir de herramientas tecnológicas. Si bien, Bolivia figura entre los últimos puestos de la región en avances de inteligencia artificial, según el informe “Government Artificial Intelligence Readiness Index 2021” ya se evidencia un proceso que avanza con el paso del tiempo a partir de un 86% de Pymes bolivianas que ya están acelerando su inversión y transformación digital.

Entre otros puntos importantes abordados por el estudio de Dell Technologies “’Futuro del trabajo: pronóstico del impacto de las tecnologías emergentes en el trabajo”, se muestra que las nuevas tecnologías emergentes están ayudando a las personas a prepararse para el trabajo, encontrarlo e implicarse en él de una manera que nunca antes se había visto, combinando las nuevas tecnologías emergentes con las fuerzas sociales y económicas en evolución, que definirán el futuro del trabajo en 2030.

Se pronostica que para el año 2030, las nuevas asociaciones hombre-máquina permitirán superar las limitaciones de las personas y librar al puesto de trabajo de antiguas ineficiencias y desigualdades. Los pasos que se den hoy, incluyendo la modernización de las infraestructuras, la motivación de los empleados y la implementación de software, sentarán las bases para el futuro digital y la próxima ola de progreso humano impulsado por la tecnología.

Colaboración para la consolidación 

Al igual que los humanos pueden y quieren descargar las tareas rutinarias o mundanas a la IA, los puntos fuertes de los humanos pueden programarse e integrarse en la IA. Esto ayuda a la tecnología a entender sus limitaciones y a saber cuándo debe pedir ayuda a sus socios humanos. De este modo, la IA y los humanos se unen y trabajan de forma simbiótica.

¿Cómo puede ayudar la IA a los propietarios de pequeñas empresas? Puede impulsar la productividad y despejar el tiempo que consume la administración tediosa. Dándole a los propietarios de las Pymes o a su personal unas horas valiosas en el día, que libera tiempo para actividades de mayor nivel con el fin de hacer crecer su negocio.

La Inteligencia Artificial en la pequeña empresa

La selección de candidatos, el examen de currículos y la organización de entrevistas no contribuyen directamente a los resultados y al crecimiento de la empresa. Hay muchas conjeturas en la selección de personal y muchas agencias de contratación están utilizando ahora la IA para adaptar mejor los candidatos a los puestos de trabajo.

fa 1

El desarrollo del Deep Learning y el Maching Learning puede también ayudar a un microempresario en la contabilidad, la gestión de los niveles de stock, la nómina entre otras. A medida que se añaden más datos a una IA, ésta aprende y se vuelve más capaz. Se vuelve mejor al asumir una mayor variedad de instrucciones. Esto no quiere decir que vaya a asumir la dirección de una empresa, pero, con la ayuda de una persona, será capaz de hacer una valiosa contribución a la eficiencia empresarial.

¿El futuro o ahora?

Lejos de ser un tema de ciencia ficción, la IA ya ayuda en el trabajo. Según el informe El futuro del trabajo: «Las tecnologías emergentes de hoy en día no sólo están creando nuevas posibilidades para que las personas y los puestos de trabajo se encuentren de forma más fluida; también están permitiendo nuevas formas de trabajar juntos. Estos avances tecnológicos requerirán nuevas habilidades y capacidades para que los trabajadores destaquen en el entorno laboral de 2030.»

Cuando los humanos y las máquinas trabajan juntos en un entorno de pequeña empresa, pueden potenciar activamente los puntos fuertes de cada uno. Los humanos aportan liderazgo, trabajo en equipo y creatividad a la asociación, mientras que la IA tiene velocidad, escalabilidad y capacidades cuantitativas. Es una combinación ganadora que permitirá a los propietarios y al personal de las pequeñas empresas centrarse en las cosas importantes, como la experiencia del cliente y la entrega de un producto o servicio ganador.

MAS NOTICIAS

NOTICIAS RECIENTES